El peso de la Bandera Colombiana

banderaB.png
Funcionarios de la alcaldía de Zipaquirá con la bandera de Colombia en el Desfile del Bicentenario de los Mártires Zipaquireños – agosto 3 de 2016

Agradable sorpresa me he llevado al ver a los funcionarios de la Alcaldía de Zipaquirá llevar con orgullo y elegancia la bandera de Colombia en el reciente desfile cívico, con ocasión del Bicentenario de los Mártires Zipaquireños.  Y debo advertir desde el primer párrafo que me siento aludido por cuanto unos días atrás había pedido públicamente al Señor Alcalde en este artículo, que regañara a sus funcionarios porque no habían entonado los himnos en otra ceremonia oficial con la debida pertinencia. Estoy seguro que la idea no surgió porque este desconocido ciudadano tenía una queja – pero admito que me sentí correspondido cuanto vi esa larga fila de funcionarios marchando con parsimonia oficial – bandera en mano, por toda la ciudad. También admito que sentí algo de compasión por las damas quienes debidamente ataviadas con sus zapatos de tacón, tuvieron que atravesar el municipio a pie en un recorrido de varios kilómetros en los que tuvimos sol y lluvia.

Si bien la enorme bandera no pesaba mucho, máxime por ser llevada entre varios, decidí aprovechar esta coyuntura para reflexionar acerca de ello.  ¿Cuánto pesa la bandera colombiana? Según el decreto del 26 de noviembre de 1861, al tiempo de la creación de los Estados Unidos de Colombia, los colores de la bandera colombiana simbolizan:

  • Amarillo: representa la riqueza del suelo colombiano, así como el sol, fuente de luz, y la soberanía, la armonía y la justicia.
  • Azul: representa el cielo que cubre la Patria, los ríos y los dos océanos que bañan el territorio colombiano.
  • Rojo: representa la sangre vertida por los patriotas en los campos de batalla para conseguir la libertad, la que significa amor, poder, fuerza y progreso.

Hoy en día nuestra Patria se debate polarizada no en una, sino en cientos de miles de opiniones sobre otros cientos de miles de temas que nos dividen de manera casi pueril, como niños peleando por un juguete.  Oscuros intereses tratando de robar y exportar la riqueza del suelo colombiano a costa de la pureza de nuestro cielo, nuestros ríos y océanos; nos dividen no sólo derramando sangre inocente, sino aún más grave: ignorando y olvidando a la sangre justa que ya se derramó por nuestra libertad, hoy en día amenazada por mentiras que nos arrebatan el amor, el poder, la fuerza y el progreso de todos nosotros como nación soberana, atemorizados por un puñado de violentos que pretenden el poder a cualquier precio.

Es mucho peso para no sentirlo. La libertad no se logró por casualidad ni por un golpe de suerte – se logró a través de las leyes que hoy se pretenden burlar, se dio por la sangre de un ejército glorioso que hoy persiste pero no puede actuar, se dio porque los anhelos de libertad no se limitaron a conceder favores, sino a exigir responsabilidades, no se quedaron en los derechos merecidos ni vulnerados, sino que se levantaron a construir un país a partir de verdades, no de supuestos.

¡Viva la bandera de Colombia, símbolo de justicia y verdadera paz!

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios