El reto de las Normas APA

Constantemente recibo llamados de ayuda para la redacción, digitación y aplicación de parámetros en documentos, usando las internacionalmente conocidas Normas APA, que son un conjunto de especificaciones para la elaboración de trabajos escritos (impresos), definidas por la American Psychological Association desde 1929 y que se han venido actualizando, ajustando a las necesidades, por lo que ya va en su sexta edición, publicada en el año 2010. Desafortunadamente llegan a mí cuando el desastre es inminente o simplemente irreversible – la confusión es total. Este NO es un tutorial sobre la aplicación de las normas APA. Es una recopilación de recomendaciones para la comunidad educativa, porque al tratar de aplicar normas, están creando un mar de confusión y arbitrariedad.

Lo primero es que hablemos de la correcta aplicación. Las normas APA se hicieron preferentemente para redactar y presentar documentos de investigación en ciencias sociales. Desafortunadamente es lo que los docentes desconocen y como les parecen “muy bonitas esas normas gringas” entonces piden hasta la tarea del lunes en este formato. Si nos vamos a poner internacionales, entonces ¿por qué no exigir otros estándares como el MLA (Modern Language Association) diseñado para humanidades, donde se hace más énfasis en los autores que en la fecha de publicación, o el CMS (Chicago Manual of Style), que maneja dos tipos diferentes de citas bibliográficas? ¡Porque usualmente ni los mismos docentes saben que existen! Lamentablemente aún se maneja el “enfoque de tirano” donde el docente tiene la razón y hay que obedecerle a ciegas, aunque él mismo no tenga idea de qué está haciendo. Ni hablar de las “autoridades” académicas del docente ignorante para arriba. Infortunadamente lo importante está en otros aspectos, como el económico y el prestigio con base en las apariencias.

El segundo aspecto tiene que ser obligatoriamente el realismo, la coherencia en el contexto. Las normas APA hay que comprarlas – no las regalan, no tienen licencia académica, no se pueden compartir. Cada estudiante (y docente) deberá comprarlas – de lo contrario estará violando la ley internacional de derecho de autor, amparado en la institución donde estudia, por el docente que le exige usarlas – punto. Se DEBEN comprar en el sitio web www.apastyle.org por modestos $29,95 (dólares, por supuesto) para la versión rústica de 271 páginas pero hasta la fecha de esta investigación aún no hay despachos legales a Colombia (preferí no averiguar otros destinos en Suramérica). Por supuesto que también se puede adquirir la versión electrónica por $11,95 dólares. El tercer aspecto: ¡están en inglés! Hay una versión que fue legalmente publicada por la casa matriz (www.apastyle.org) en español, pero es la versión 3, que también está a la venta, pero hay que considerar que de esa versión a la actual – que es la 6, hay bastantes diferencias, comprobado personalmente por este autor. Por la misma línea del idioma llamo la atención a los docentes e instituciones, porque estas normas tienen tanto imposiciones como sugerencias, algunas de ellas en franca contradicción con nuestro querido idioma español, por ejemplo se sugiere que los títulos describan completamente el contenido, pero que al mismo tiempo no excedan las 12 palabras, lo cual en español es difícil por la riqueza del idioma mientras en inglés es más fácil por la versatilidad del mismo. Y hay muchos más ejemplos por el estilo, sin mencionar que para comprender el lenguaje utilizado en la publicación se requiere un poco más allá del “inglés promedio” que se enseña en las instituciones educativas de nuestro país. Muchos estudiantes han acudido a mí con plantillas para word que han conseguido de estafadores en internet que venden (incluso regalan a cambio de un clic o un “Me gusta”) las “Normas APA 2015” – cosa que no existe, y un desastroso documento de 1200 páginas ¡para mañana!

Y finalmente quiero referirme a la “platanización” de estas normas. Docentes mediocres quienes ejerciendo el poder vertical en sus miserables “reinos de aula” se hacen pasar por mecenas, genios creativos, recursivos y “echados p’alante” ante sus incautos estudiantes, padres de familia y desentendidos jefes, chapuceando “resúmenes” en documentos PDF ¡y hasta power point! con anotaciones sobre las medidas de las márgenes, alineación, interlineado y cualquier otro detalle que ellos consideren importante, a su juicio (que poco tienen). Le ponen el logotipo de la institución y empiezan a enviarlo por correo electrónico a diestra y siniestra como “Versión institucional autorizada de Normas APA” no siendo más que un vulgar extracto manipulado y alterado, porque he visto que le agregan un montón de tonterías como el tipo de letra, el color de las fuentes, y acomodaciones en la presentación de las fuentes bibliográficas, totalmente alejados del estándar. ¡Y hay que presentar el trabajo con todas esas alteraciones de la norma para que esos reyezuelos de tiza y tablero aprueben al estudiante, muchas veces sin siquiera importarles el contenido – que eso ya es tema de otro artículo. La última anécdota al respecto (que fue tragedia para el estudiante) tuvo que ver con que estas normas usan una Lista de referencias para citar exclusivamente las obras consultadas mientras que la Bibliografía es una figura opcional donde se agregan otras obras relacionadas que el lector puede consultar para ampliar sus conocimientos sobre el tema. Pues bien, un reyezuelo de éstos (¡a nivel de licenciatura!) se empeñó en su propio sistema de citas bibliográficas, hasta que fue necesario que el estudiante acudiera al decano de la facultad para que por lo menos el tirano se dignara a revisar el trabajo. Logramos que se retractara de su estupidez, pero no tiene sentido que un maestro se imponga a la fuerza. No tiene que saberlas todas, pero empeñarse en el error es aberrante.

No quiero despedirme sin recomendarle a los estudiantes y padres de familia (porque ahora la moda se extendió a los colegios) que exijan a su docentes y directivas institucionales la resolución de los planteamientos que hago en este artículo – o por lo menos su discusión: compra legal, manejo del idioma inglés, acuerdo sobre las normas y recomendaciones no aplicables en español, y sobre todo – que el docente SEA EXPERTO al nivel de tener la autoridad para exigir su aplicación, sin recurrir a normas inventadas ni resúmenes chapuceados a “criterio del tirano”. En justicia, debe haber un revisor de norma actuando antes del revisor de contenido. Después hablamos del procesador de palabras y de la redacción…

Fuentes:
  1. American Psychological Association, ed. Publication manual of the American Psychological Association. 6th ed. Washington, DC: American Psychological Association, 2010.
  2. «Investigadores - Normas APA: modelo de presentación internacional», s. f. http://www.colombiaaprende.edu.co/html/investigadores/1609/article-193621.html.
Anuncios

Un comentario en “El reto de las Normas APA

  1. En algunos aspectos de su artículo tiene razón, en otros difiero de su opinión.

    Por ejemplo en casi todas las bibliotecas universitarias se puede encontrar el libro de las normas apa y si hay un proveedor que los trae a Colombia.

    En segundo lugar la norma no tiene ediciones en español, hay traducciones que es la 3ra edición de la 6ta en inglés y esta adaptada para España sobre todo y se puede aplicar en América latina de ahí que no sean iguales.

    Tercero no puede generalizar a los profesores que las exigen como “reyes de aula”, pues la mayoría las saben emplear y conocen de su riqueza y sus falencias.

    Finalmente recuerde que las convocatorias a nivel nacional e internacional piden la( mayoría de veces) las citas en normas apa, llamelo moda o cliché pues hay que hacerlo así, además si es solo el estilo de citación pues para eso existen programas de computador que lo hacen automáticamente como zotero, Refworks, Mendeley o Endnote, unos gratuitos otros de pago pero hacen lo mismo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s